martes, 25 de noviembre de 2014

Mi Camino de Santiago III

El presente diario recoge las impresiones de mi Camino de Santiago realizado del 4 al 7 de septiembre de 2014 entre las localidades de Saint Jean Pied de Port y Estella.

 

Jueves 4/09/2014 Zubiri.


Escribo desde el albergue de Zubiri, después de una deliciosa etapa. Es la segunda jornada del Camino que en esta ocasión hago con mi hija Maite

Salimos de Madrid en coche el día 2, llegamos a Pamplona al mediodía y dejamos aparcado el coche. Tomamos un bus a Saint Jean Pied de Port donde llegamos a las cuatro.

St Jean es antiguo, bello y lleno de turistas y peregrinos. Tras dar una vuelta por el pequeño pueblo medieval paramos en el arco de entrada de una de las puertas donde un par de hippies llamaron nuestra a atención. Eran dos españoles, pero iban por separado. Uno de ellos, Pablo, tocaba la guitarra y cantaba. Era un andaluz muy simpático que vivía de ocupa en el pueblo con una chavala “ahijada” y el padre de esta, un borrachín, ambos franceses. Pablo nos invitó a cantar, nos integramos y pasamos un rato muy divertido. Maite cantó California Dreams  con mucho gusto y fue muy aplaudida. Se unieron unos brasileños y montamos una buena juerga.



Interrumpimos la fiesta para regresar al albergue y cenar. El hospitalero, Joselu, de Vera de Bidasoa, montó un role playing un poco místico pero interesante. Así aprendimos que los huéspedes eran bastante mayores y de diversas nacionalidades. Bastantes americanos, también holandesas, americanos y canadienses. De los 20 huéspedes, solo 3 éramos españoles. Con el paso de los días, concluí que el perfil tipo de estas jornadas era una mujer americana jubilada.

El día siguiente, 3 de septiembre, lo empleamos en cubrir la durísima etapa Saint Jean Pied de Port – Roncesvalles. Nueve horas de caminata, 1.200 metros de desnivel y 27 kilómetros.

Un prolongado puerto, propio del Tour de France, iba formando un rosario de peregrinos de avanzada edad que con dificultad superaba la subida. El día, completamente soleado, transcurría y los kilómetros caían. Mi gran preocupación antes de empezar era la resistencia de Maite. Ante mi sorpresa, apretó el acelerador y adelantamos a un sinfín de peregrinos a un ritmo infernal. La etapa acaba con una pronunciada bajada a Roncesvalles.






martes, 9 de septiembre de 2014

Cuerpos

Erbo encendió la luz y la piscina se iluminó mostrando dos docenas de cuerpos. No era una gran cantidad ya que Erbo nunca había tenido dinero para muchos lujos. Pero dos docenas de cuerpos tampoco estaba tan mal; otros solo podían disponer del cuerpo dotado. Los cuerpos colgaban flácidos como si fueran trajes en un armario, esperando ser animados. Revisó la colección sin tener una idea clara de lo que buscaba. Desechó los dos cuerpos de mujer que le obligarían a una reprogramación mental que le daba una enorme pereza. Seleccionó cinco, el cuerpo ancho, el alto y delgado, el muy musculado, el bajito y el gordito. Tras revisarlos someramente, eligió el gordito.

Para seguir leyendo puedes Descargar Cuerpos


domingo, 5 de mayo de 2013

Mi Camino de Santiago II


El presente diario recoge las impresiones de mi Camino de Santiago realizado del 19 al 24 de abril de 2013 entre las localidades de Sarria y Santiago de Compostela.

Viernes 19/04/2013 21:00 Restaurante El Mirador. Portomarín.


No parece una buena forma de comenzar un diario de viaje, pero lo cierto es que llevamos varias horas bebiendo. No sé si podré explicarlo bien.

Hemos llegado a las 16:30 después de terminar la 1ª etapa del Camino. Indecisos, hemos comenzado con un Gin Tonic al que han seguido varios más. Un pequeño lío de coches ha dilatado la tarde y ha aumentado el número de Gin Tonic. Varias horas pasadas al sol en un delicioso atardecer, como delicioso ha sido el día. Mientras escribo estas líneas contemplo el espléndido atardecer en el restaurante con vistas al río Miño embalsado y esperamos al resto de la tropa para cenar.

Pero quizá debería empezar por el principio. Es decir, ayer.

Todo comenzó en la estación de tren de Villalba, en Madrid. Rober y Paz nos recogieron a Rafa y a mí. Tras varias horas de coche llegamos a Sarria, comienzo del viaje.

Nos alojamos en el hotel Roma, al lado de la estación donde finalizó mi anterior Camino.

Tras unas compras peregrinas, recibimos al resto de la compañía: Nacho, Manolo, Pedro, Josefina y Carmen. Cenamos bien en el malecón de Sarria y nos fuimos a dormir.

Esta mañana Nacho no nos ha acompañado y ha ido en coche por su cuenta. El resto hemos comenzado un día glorioso. Fresco al principio, soleado todo el tiempo, primaveral y lujurioso. Por demás, apenas había carretera o coches. Caminos, ríos, regatos, flores, ranas, vacas y algunos, no muchos, peregrinos.

A medio día, un bocata en un bar del Camino, cercano al bocata perfecto. Es cuando te detienes y ves pasar los peregrinos que hacen el Camino cuando te das cuenta de la gente que te acompaña. En esta ocasión vemos a un grupo grande de chavales franceses, unas coreanas que se han puesto hasta arriba (y que encontraremos a diario), tres mujeres americanas…

jueves, 18 de octubre de 2012

Mi Camino de Santiago

El presente diario recoge las impresiones de mi Camino de Santiago realizado del 17 al 21 de septiembre de 2012 entre las localidades de Ponferrada y Sarria.

 

Lunes 17/09/2012 16:00 Autobús a Ponferrada

 

Salvo desgracias, un viaje no puede empezar peor. He perdido el autobús de las 9:30. Lo he visto salir, le he hecho señas al conductor pero no se ha detenido. Mal rollo. Vuelta a casa en metro y a esperar un nuevo bus. Esta vez si lo he pillado.

Dice un afamado bloguero que no entiende como en España, con la que está cayendo, el servicio es tan malo y la gente tan poco amable. La Estación Sur de Autobuses de Madrid es un buen ejemplo: caras largas, monosílabos tono de “no me molestes”.

El caso es que el bus ya está en marcha. El retraso me obliga a replantear las etapas del viaje si es que en algún momento las he tenido claras. Esta noche dormiré, creo, en el albergue de Ponferrada y mañana ya veremos. Las comunicaciones no son buenas y mi idea es tomar un “Tren-Hotel” nocturno en Sarria, provincia de Lugo, la noche del viernes. Total cinco noches y cuatro días de marcha. Un dolor en el pié derecho (sobrecarga metatarsiana o clavo) hace que todo esté en duda. ¿Cuánto aguantaré?

El bus va medio vacío pero se ha sentado a mi lado una chica negra americana. Me ha parecido buen modo de comenzar el viaje pegar la hebra con ella, pero la chica no es del mismo parecer. En una breve conversación me ha informado de que va a Bembibre. Me ha resultado insólito y ella me ha explicado que juega en el equipo de baloncesto local. De hecho, la chica es enorme así como sus dos amigas que la acompañan. Tres la corta plática hemos dejado de hablar.

Este viaje me recuerda inevitablemente al que realicé a Etiopía hace algo más de un año. Escribiendo el diario en el bus y sin tener la certeza de cómo iba a acabar cada jornada. Entonces la máxima era: cada día pasa algo inesperado. Este será distinto, no hay duda. Menos sorpresas y de distinto tipo. Pero viajando solo estás más expuesto al mundo y habrá sorpresas sin duda. Como empezar con seis horas de retraso.


martes, 9 de octubre de 2012

Sr. Hu

Entonces, estamos de acuerdo, señor Watson, quiero decir señor Hu. Disculpe, pero no consigo acostumbrarme a su nombre chino. No diré nada de su existencia. Nadie sabrá por mí que está usted aquí. Es una lástima porque la información es de sumo interés y sería fantástico que pudiera usted acompañarme a América, pero comprendo su punto de vista. La ética y la intimidad son sagradas para un periodista.

Para seguir leyendo puedes Descargar Sr. Hu
 

miércoles, 25 de julio de 2012

La higienista bucal


Estupendo, la boca está perfecta. Ni una carie, dijo el dentista, que dio media vuelta y se alejó de mi lado. Su edad, rozando los cincuenta y sus ademanes pausados infundían una tranquilidad que no lograba vencer el miedo cerval que producían su profesión, sus métodos y herramientas. ¿Desea entonces una limpieza de boca?

Para seguir leyendo puedes Descargar La higienista bucal

jueves, 12 de julio de 2012

Grillo


La chica es guapa, muy guapa, Erbo. Y sonríe sensualmente. No cabe la menor duda de que se siente atraída por ti. Apenas unas palabras amables y te acompañará a casa. – La voz del asistente electrónico personal con visión y audición sale algo metálica del pequeño auricular acoplado en la oreja,  justo por encima del nivel de la música del local. Pepito Grillo o simplemente Grillo es el nombre con el que Erbo ha bautizado a su segunda conciencia. 

Para seguir leyendo puedes Descargar Grillo